DispositivoMéxico realizó por primera vez el implante de un dispositivo para restaurar la vejiga en una paciente con lesión medular, realizado en el Instituto Nacional de Rehabilitación "Luis Guillermo Ibarra Ibarra" (INR LGII) por el Dr. Sergio Durán Ortiz, urólogo titular del servicio de neurourología, convirtiéndose así en el tercer país latinoamericano en realizar este procedimiento.

  • El 90 % de las lesiones de médula espinal son ocasionados por accidentes y afectan a población joven. Las lesiones más graves pueden dañar los sistemas de regulación del intestino y la vejiga; en los hombres también afecta la erección.
  • Se presenta SARS, nuevo dispositivo para vejiga neurogénica, que devuelve la función orgánica para orinar, la defecación y la erección en hombres a través de un mecanismo de fácil manejo.
  • El Instituto Nacional de Rehabilitación "Luis Guillermo Ibarra Ibarra (INR LGII) es la primera institución mexicana en realizar el implante de SARS con éxito en una mujer oaxaqueña de 27 años que sufrió accidente automovilístico.

Dispositivo1El término «lesión medular» hace referencia a los daños sufridos en la médula espinal a consecuencia de un traumatismo; por ejemplo, un accidente de coche, caídas de trabajo, heridas de arma de fuego o de una enfermedad o degeneración (cáncer, tumores).

Hasta un 90% de los casos de lesión medular se deben a causas traumáticas, aunque la proporción de casos de origen no traumático parece ir en aumento.

Los síntomas, que dependen de la gravedad de la lesión y su localización en la médula espinal, pueden incluir la pérdida parcial o completa de la sensibilidad o del control motor en brazos o piernas e, incluso, en todo el cuerpo. Las lesiones medulares más graves afectan a los sistemas de regulación del intestino, la vejiga, la respiración, el ritmo cardíaco y la presión arterial. La mayoría de las personas con lesiones medulares sufren dolor crónico y tienen vejiga neurogénica.

La vejiga neurogénica es la pérdida de la función normal de la vejiga a causa de un daño parcial en el sistema nervioso. El daño puede hacer que esta pierda la capacidad para poder almacenarse y vaciarse correctamente; esta condición puede padecerla cualquier persona a cualquier edad, mermando  la calidad de vida no solo del paciente sino también de toda la familia, comentó el Dr. Sergio Durán, Jefe de Urología del INR.

La vejiga neurogénica es considerada la condición más grave de todas porque no expulsa la orina al exterior, sino que la regresa hacia los riñones y los ureteros, ocasionando a futuro problemas renales, alteraciones en el proceso de evacuación y en el hombre también problemas de erección.

"Existen múltiples tratamientos, desde colocar una sonda con su bolsa para descargar la orina, pero es antihigiénico y molesto; el cateterismo intermitente consiste en vaciar regularmente la vejiga, pero es un procedimiento invasivo que requiere de entrenamiento, no es sencillo y también conlleva ciertos riesgos como lesiones en el pene del hombre o lastimar la vejiga; otro consiste en la colocación o aplicación de toxina botulínica la cual relaja la vejiga aumentando la capacidad y recientemente el uso de un neuroestimulador en la vejiga", agregó el especialista.